27
Dic
08

Despreciables excesos de las autoridades

El 16 de octubre se llevó a cabo un operativo mediante el cual la policía detuvo a varios presuntos narcotraficantes. Al paso de los meses, se ha sabido que el comisionado Víctor Garay, responsable del operativo, y varios de sus subalternos, cometieron excesos tales como dejar escapar a varios de los implicados, y “convivir” con prostitutas contratadas por los capos, que posteriormente fueron también detenidas. Hoy el diario REFORMA publica una narración escalofriante sobre otros excesos cometidos ese día.

+++

‘¿Estás cómodo?’Acusan amenazas de agentes. Narran torturas durante el operativo por el cual está preso ex comisionado de PF

(26 diciembre 2008).- REFORMA / Staff

Ante el juez, varios de los detenidos durante el operativo en la mansión del Desierto de los Leones, del pasado 16 de octubre, narraron otros detalles de las horas de tortura y agresión sufridas de manos de policías federales bajo las órdenes del Comisionado Víctor Gerardo Garay.

Los efectivos policiacos de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) irrumpieron la madrugada del 16 de octubre, según confirmaron los detenidos, y sometieron a las personas que estaban en el interior de la mansión.

Para saber el paradero de Mauricio Harold Poveda Ortega “El Conejo”, presunto dueño o arrendador de la mansión, y reconocido como uno de los contactos colombianos del Cártel de los hermanos Beltrán Leyva, la Policía Federal torturó a su jardinero y le colocó a la puerta de una jaula de tigres hambrientos, que tenían resguardados en la casa del capo colombiano.

Esa madrugada Fernando Maya Aguilar fue advertido que primero sería testigo de la violación sexual de su esposa y luego iba a convertirse en alimento para las fieras, si no confesaba el lugar a donde se encontraba su patrón, “El Conejo”.

Con el empleado, fueron detenidas otras 23 personas asistentes a la fiesta que tenía lugar esa noche en la casa de Poveda. Uno de ellos hoy trae un inmovilizador en el brazo por una fisura en el omóplato y lleva un tratamiento para su oído. También estaba una mujer con hipertensión que tiene dificultades para sostenerse de pie.

La mayoría de los detenidos narró torturas con toques eléctricos, golpes y puntapiés que les marcaron en el cuerpo.

El pasado martes 23, durante la declaración preparatoria en el Juzgado Décimo Sexto de Distrito en el Reclusorio Norte, y en la que REFORMA estuvo presente con autorización del juez y de las partes para permanecer y escuchar las declaraciones judiciales, nueve de los detenidos en la casona de “El Conejo” testimoniaron sobre lo ocurrido esa noche en la que escapó el principal blanco de la redada.

Estos presuntos abusos hoy tienen en la cárcel a uno de los hombres de mayor confianza del Secretario de Seguridad Pública, Genaro García Luna, el ex jefe de la Policía Federal, Víctor Gerardo Garay Cadena, así como al director de Operaciones Especiales, Francisco Navarro, y al director de Análisis Táctico, Jorge Pérez Cruz, así como al agente Fidel Hernández.

A la jaula

Originario de Tulancingo, Hidalgo, con estudios hasta el primer año de primaria, Fernando Maya cuidaba la casa de Poveda por 3 mil pesos quincenales y hacía de todo: jardinería, albañilería y cuidaba de los animales.

A su patrón dice que siempre lo conoció con el nombre de Víctor y lo único raro que recuerda haber visto en la casa es que el dueño cambiaba de mujeres a cada rato. Tenía predilección por las extranjeras.

Ante el juzgado, Maya Aguilar relató que fue a la media noche del 15 de octubre cuando irrumpió la Policía Federal en la residencia donde trabajaba y había enjaulados dos tigres, dos leones y dos panteras. Fue en una de esas jaulas donde estuvo a punto de ser echado.

“Fui torturado, golpeado, metido a la alberca y con toques eléctricos, me amenazaron con que iban a violar a mi esposa. ‘¡Híncate!’ me gritaban con palabras altisonantes y cuando alcancé a abrir (la puerta) ella corrió.

“Nunca presentaron orden de cateo, todos andaban corriendo, a mí me golpearon, me llevaron a la alberca y me metieron varias veces, me preguntaban: ‘¿dónde está el Conejo?’, ‘No sé quién es el Conejo’, ‘¡Tu patrón!’, ‘A mi patrón yo lo conozco por Víctor’.

“Me llevaron (cerca de una jaula) y me volvieron a decir que dónde estaba o me iban a echar a los leones, que me iban a echar con los tigres que no habían comido, yo les dije que mejor me mataran”, contó el jardinero.

Ante la golpiza que se alternó con zambullidas en la alberca previamente enfriada con hielos y toques eléctricos, su hijo de 15 años trató de defenderlo, pero el grupo de Operaciones Especiales de la Policía sometió al adolescente, lo tiró al suelo y le tupió de patadas y cachazos de armas largas.

“Me tuvieron como una hora tirado con los pies sobre mi espalda y me preguntaban: ‘¿estás cómodo?’. Luego me levantaron y llevaron a la jaula donde estaba el changuito macaco, me azotaron en la jaula para que me arañara pero el macaco no me arañó a mí y arañó al comandante y de puro coraje él sacó la pistola y dio dos tiros y no le pegó”, declaró Fernando Maya ante el juez.

Algunos de los capturados, como el jardinero, estuvieron hasta 18 horas hincados, lo que produjo hipotermia a algunos y a otros inmovilidad cuando trataron de pararse.

Por órdenes de Garay, alto funcionario de la SSP, los detenidos fueron llevados hasta el día 18, dos días después del operativo, para que comparecieran ante el Ministerio Público de la SIEDO.

Fernando Maya, su esposa Félix Francisca Sedano Hernández y su hijo vivían en una cabaña dentro del terreno de la casa. Sus pocas pertenencias de valor fueron a dar a los bolsillos de los policías.

“Antes de trasladarnos, saquearon mi cabañita de vigilancia, todo lo que tenía se lo llevaron. Y cuando nos traían me dijeron: ‘cuidado y vas de pinche chillón, porque ya sabemos dónde está tu familia’, eso me dijo un comandante que era güero, yo fui torturado y robado, mi único delito es haber estado trabajando”, contó.

Cuando su esposa Félix Francisca, originaria de Puebla, compareció el martes en la rejilla de prácticas del juzgado, no pudo mantenerse en pie. La señora de 48 años es hipertensa y diabética y sus piernas se empezaron a hinchar y oscurecer.

Ella cayó al piso y Fernando Maya corrió a abrazarla y hablarle al oído. Su esposo luego se hizo fuerte y la cargó, la sentó sobre el borde de la rejilla y le empezó a sobar sus piernas.

“Me pegaron sin saber por qué”, le dijo la señora a la secretaria de acuerdos del juzgado.

Maya y su esposa obtuvieron el miércoles su libertad bajo fianza.

Golpean a colombianos

La sesión de videos que prepara la Policía Federal, donde los detenidos siempre confiesan voluntariamente sus delitos y luego aparecen en televisión, en este caso estuvo precedida de un “ablandamiento”.

“Me sumergieron en el agua sin derecho a respirar, (aplicaron) corriente eléctrica, los agentes saltaban encima de mi cuerpo, recibí patadas en los testículos y espinillas, así como golpes en mi cara, abdomen y piernas por no acceder a un video donde me hacía inculpar a mí mismo de pertenecer a una organización delictiva, mismo que accedí a hacer después de ser golpeado por la Policía Federal”, contó a la autoridad judicial Carlos Andrés Salazar Ortega, chofer y presunto primo del capo Mauricio Harold Poveda.

Carlos Augusto Poveda Bello, padre de “El Conejo”, habló también ante la autoridad judicial de cómo lo obligaron a decir nombres ante las cámaras de televisión para el video oficial de la Secretaría de Seguridad Pública.

En unas cartulinas escribían nombres de narcos y le obligaban a leerlos y repetirlos a la hora de hablar ante cámaras.

“Me trasladaron a una habitación y allí me obligó la Policía Federal a decir que mi hijo Harold Mauricio Poveda vendía droga a otra persona. Como me negaba a decir lo que me indicaban, me dieron 3 o 4 cachetadas y luego pusieron el nombre de la persona, en un cartón, a la que supuestamente mi hijo vende droga, de la cual no recuerdo el nombre. Yo sufro claustrofobia y me tuvieron toda la noche con una toalla en la cabeza”, relató Poveda, un jubilado que laboró 26 años en el Poder Judicial de Colombia.

Después lo llevaron a la SIEDO. Ahí Poveda admitió que sabe que desde 1998 su hijo se dedica a actividades ilícitas y que sus embarques de droga los recibía en Acapulco o el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México.

Teodoro Mauricio Fina Restrepo “El Gaviota”, nacido en Colombia, también declaró ante el Ministerio Público Federal que concertaba para “El Conejo” sus citas con capos mexicanos y que vio 10 veces al sinaloense Arturo Beltrán Leyva “El Barbas”.

Pero al llegar al juzgado, tanto Poveda como Fina rechazaron ratificar esas declaraciones rendidas ante la SIEDO y sostuvieron que esas confesiones que llevan sus firmas originales fueron hechas luego de haber sido torturados por los policías federales.

Fina, quien llevaba un inmovilizador en un brazo, incluso declaró al juzgado que en la SIEDO debió exculpar a la policía de sus lesiones.

“Me dictaron todo lo que debía de decir, todo lo que está asentado, y que si no lo hacía así, me dijeron que al concluir mi declaración me iban a volver a golpear; por eso, cuando el Ministerio Público me hacía las preguntas decía que todos los golpes y las lesiones me las había ocasionado yo mismo y que también cuando me cuestionaron cómo había sido tratado en la diligencia, por las mismas razones respondí que bien”, declaró Fina.

Anuncios

0 Responses to “Despreciables excesos de las autoridades”



  1. Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s


Mi CV

Algunas veces periodismo algunas veces literatura

Galería en FLICKR

2008

RSS NOVEDADES ALFAGUARA

  • Se ha producido un error; es probable que la fuente esté fuera de servicio. Vuelve a intentarlo más tarde.

RSS Las netas del doc by ECO en Blogger

  • Se ha producido un error; es probable que la fuente esté fuera de servicio. Vuelve a intentarlo más tarde.

CALENDARIO

diciembre 2008
L M X J V S D
    Ene »
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
293031  
Anuncios

A %d blogueros les gusta esto: